jueves, 12 de febrero de 2015

Julia Navarro Dispara yo ya estoy muerto



Autor: NAVARRO, JULIA

Editorial: PLAZA & JANES

Año de edición: 2013

Género: Narrativa

ISBN: 9788401354694


Sinopsis
La familia Zucker es expulsada a finales del siglo XIX de la Rusia zarista por su condición de judíos. A su llegada a Tierra Santa decide adquirir las tierras de los Ziad, familia árabe encabezada por Ahmed. Entre éste y Samuel, patriarca de los Zucker, se creará un fuerte vínculo, una amistad que por encima de las diferencias religiosas y políticas se perpetuará generación tras generación. Varsovia, San Petersburgo, Jerusalén, París, Madrid o Toledo son algunos de los escenarios de esta nueva novela de Julia Navarro. Dispara, yo ya estoy muerto conforma una historia llena de historias, una gran novela que esconde dentro muchas novelas, que ofrece un friso histórico que arranca a finales del siglo XIX y llega hasta 1948.


Reseña
Dispara yo ya estoy muerto gira en torno al contexto temporal desde finales del siglo XIX hasta 1948. Pasando por lugares importantes en la historia entre ellos: Rusia y Jerusalén, París, Toledo, Londres.

Los narradores de la historia son Ezequiel Zucker, hijo de Samuel Zucker (eje principal de la novela) que entrevistado por Marian, una colaboradora de una ONG, le irá contando la historia de sus antepasados judíos A su vez, Marian contará la otra cara de la historia, a partir de los árabes que vivieron con esa familia. Y así, todos los personajes están conectados y los podemos ir conociendo desde distintos puntos de vista.

El libro toca el conflicto judío palestino desde el principio del conflicto, desde el por qué. La autora aborda este tema por medio de dos sagas familiares (ficticias), una de las cuales es judía y otra árabe. De esta manera conoceremos los dos puntos de vista, aunque ahonda más en el punto de vista judío, ya que nos muestra todos los sucesos por los que tuvieron que pasar desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Se muestra de una manera bastante directa la política y la sociedad de la época.
Aunque esta parte de la historia de los judíos es la más conocida, también hay otros sucesos anteriores a este, en los que los judíos también fueron víctimas, como los pogromos  en Rusia durante la época zarista, y que están narrados de una forma muy realista en la novela.


Comentario
Lo que más me ha gustado del libro, es que contiene una gran trama además de lo histórico de la novela, y los personajes. Son bastantes personajes y están muy bien caracterizados. Samuel, Mohamed, Wädi, Kasia, Marinna, Ezequiel... Todos ellos inolvidables. Al principio, Al ser sagas familiares, puedes conocer a un personaje prácticamente desde que nace hasta que muere (en algunos casos). Pero cabe señalar que al estar ambientada en la época quizá más obscura de aquellos países, y con los conflictos sociales que se dan desde finales del siglo XIX a mediados del XX, la muerte está a la orden del día. La Primera y Segunda Guerra Mundial también estarán presentes en la novela, aunque se vive más la última. Veremos como las tensiones entre judíos y árabes se van acrecentando, ¿Qué es lo que se disputan?, la tierra, la que cada uno cree suya.

El libro contiene una gran cantidad de páginas, que a su vez no se me ha hecho para nada pesada. Me interesaba  la historia de estas dos familias, que la narrativa se hace muy amena y entretenida. Aunque cabe decir que en un punto, a la mitad del libro, la historia se me ha hecho algo indiferente, ya que la cosa no avanzaba. Tras pasar este bache todo a fluido y la historia se volvió, si cabe, más interesante. Y el final... Un final que para nada me esperaba. Me ha gustado porque me ha sorprendido, aunque esperaba un final más dramático para mi gusto personal.

Una novela que mezcla el odio, la amistad, la desgracia, la pobreza y la supervivencia, Oriente próximo, como principal ambientación, y el conflicto entre árabes y judíos, desde la raíz. Una novela  histórica de las que me gustan, que te mete de lleno en la trama y con la que aprendes nuevas cosas, como es mi caso.


Frases
“La realidad será lo que seamos capaces de construir.”
“Hablar es importante, es lo que nunca deberíamos dejar de hacer. Si árabes y judíos nos esforzamos en escucharnos, en ponernos en la piel de los demás, las cosas serían más fáciles.”
“—Son los ingleses los que deberían aprender nuestras lenguas —respondió Miriam. —Jamás se molestarán en hacerlo. —Por eso nunca llegarán a conocer el alma de los pueblos a los que quieren dominar.”
“Diré siempre en voz alta lo que pienso y lo defenderé sin que me importen las consecuencias, aunque eso suponga quedarme solo. Lo que nunca haré será engañarme ni engañar a los demás.”
“Respeto a los hombres no por las batallas que hayan podido ganar sino por las causas que defienden.”
“¿Dónde está escrito que tenga que ser infeliz?”
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: Porfavor déjenme sus comentarios en las entradas de los post para que pueda verlos y seguirlos más fácilmente. Gracias