viernes, 17 de abril de 2015

El teorema Katherine, John Green

El Teorema Katherine

Nombre: El Teorema Katherine
Autor: John Green
Tapa blanda: 320 páginas
Editor: Nube De Tinta; Edición: 001 (17 de julio de 2014)
Colección: NUBE DE TINTA
Idioma: español

Sinopsis
Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherine, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje. John Green, el autor de Bajo la misma estrella, nos regala una historia tocada por la emoción de un road trip, en una trama que combina de forma magistral golpes de humor, brillantes reflexiones sobre el amor y diálogos cargados de vida.

Reseña
Publicada originalmente en inglés en 2006  y bajo el título An abundance of Katherines, traducida en 2014  la historia gira en torno a Colin Singleton, un adolescente de 17 años que atraviesa por un momento difícil debido a dos circunstancias: por un lado, aunque es una especie de "niño prodigio", su deseo de convertirse en un verdadero genio no ha llegado a concretarse. Por otro -y este es en lo que se enfoca  la novela- ha tenido 19 novias, todas llamadas Katherine, la última de las cuales acaba de dejarlo.
Al terminar el bachillerato (high school) y antes de comenzar la universidad, él y su amigo Hassan emprenden un viaje en auto desde Chicago hacia Tennesse; en el trayecto, se encuentran con la supuesta tumba del Archiduque Francisco Fernando (el heredero al trono austro-húngaro cuyo asesinato en 1914 en Sarajevo originó la Primera Guerra Mundial).
La cuidadora del monumento, ubicado en el pueblo de Gutshot, es una muchacha llamada Lindsey Lee Wells. La madre de ésta termina contratando a Colin y a Hassan para que realicen ciertos trabajos, especialmente entrevistando a los habitantes de Gutshot con el fin de reconstruir la historia del pueblo. Paralelamente, Colin se empeña en elaborar un teorema que permita predecir si una pareja terminará junta o no, basándose en la personalidad de ambas partes y teniendo como base los datos referentes a sus 19 relaciones pasadas (de allí el nombre de Teorema de Katherine).
Como era de esperarse, Colin se enamora de Lindsey, pero esta tiene un novio (también llamado Colin). A su vez, Hassan se hace novio de Katrina, una amiga de Lindsey. La novela llega a su clímax cuando, luego de regresar de una cacería con el padre de ésta, encuentran al otro Colin (el novio de Lindsey) teniendo sexo con Katrina sobre la tumba del archiduque.

Comentario
A diferencia de otras novelas de John Green, esta no es necesariamente una historia triste. Por el contrario, resulta bastante divertida. Los personajes tienen apariencias indiscutibles de ingenio y buen humor y en el fondo un marcado optimismo.
Al igual que muchas otras novelas juveniles, El teorema de Katherine enfatiza la amistad como un valor fundamental y en la búsqueda del amor y la aprobación como un deseo permanente de los jóvenes, que se extiende durante toda la vida.
Es una novela con la característica de Jhon Green narrada en tercera persona. La historia es muy natural al usar muchos diálogos y un lenguaje propio de los adolescentes, incluyendo "palabras obscenas" y menciones explícitas a sexo y mucho humor.

Frases
•    Es gracioso lo que la gente está dispuesta a hacer para que la recuerden.

•    —Bueno, o para que la olviden, porque algún día nadie sabrá a quién enterraron realmente allí.
•    Uno los puntos, y de ahí sale una historia. Y los puntos que no encajan en la historia se quedan fuera. Como cuando buscas una constelación. Miras al cielo y no ves todas las estrellas. Todas las estrellas solo parecen el puto caos aleatorio que son. Pero quieres ver formas, quieres ver historias, así que las eliges en el cielo.
•    dijo que ella era el agua, y yo era las rocas, y que lo único que íbamos a conseguir era chocar uno contra el otro hasta que no quedara nada de ninguno de los dos...
•    Se besaron una vez más en la puerta —un beso tan bueno como auguraba su sonrisa— y luego entraron a hurtadillas en la casa para dormir unas horas.
•    El futuro infinito hace imposible que estas cosas importen.
•    Colin sintió en la piel su conexión con todas las personas que estaban en el coche y con todas las que no lo estaban. Y sintió que no era único, en el mejor sentido posible.
·  A la mañana siguiente de que se graduara en el instituto y por decimonovena vez lo dejara una chica llamada Katherine, el famoso niño prodigio Colin Singleton se dio un baño.
·  Le decía «te quiero» como si fuera un secreto, y un secreto importantísimo.
·  Los prodigios aprenden, pero los genios hacen.
·  tienes un problema muy complicado con una solución muy sencilla.
·  Había salido con diecinueve chicas. Y todas ellas se llamaban Katherine. Y todas ellas —todas y cada una de ellas— lo habían dejado.
·  Pensó en Demócrito: «Todos los hombres culpan a la naturaleza y al destino, pero su destino es sobre todo el eco de su carácter y de sus pasiones, sus errores y sus debilidades».
·  Aquella sonrisa podía acabar con guerras y curar el cáncer.
·  —¿Qué pasa? ¿Te da miedo decirlo? —Te quiero.
·  —Colin, quizá el problema somos nosotros. —Oh, mierda.

By: Hector Xp


Share:

1 comentario:

  1. Hola!! Este libro lo leí el año pasado o el naterio (no recuerdo bien) y me resultó bastante entretenido, precisamente lo que buscaba, vaya, pero desde luego no es una graaan historia para recordar. ;P

    Un saluditoo

    ResponderEliminar

Grcias, por comentar y compartir