miércoles, 31 de diciembre de 2014

Reflexiones que me deja el año



El último suspiro del año

Tic tac, tic tac, el reloj no se detiene el mundo gira sin parar y como si nada, un año más se va y un año más llega.


Para muchos de nosotros este año nos trajo; felicidad, trabajo, alegría, nuevas llegadas, viajes, y de igual forma nos trajo;  tristeza, dolor, decepciones, partidas, perdidas etc. Más allá de ello la vida sigue.


Mientras escribo este post en Australia y otros países  ya es año nuevo, estar en la frontera entre el año viejo y el año nuevo me hace reflexionar acerca de muchas cosas, por ejemplo de mi vida, de mis metas, de lo que ya fue, de lo que puedo ser, varios propósitos surcan mi mente, pero tengo claro que no todo lo que te propones se llega a realizar a cabalidad, pienso que no es lo que pides y deseas si no lo que haces, esa acción, esa actividad que realizas  es la diferencia entre realidad y deseo, porque una cosa es soñar y otra cosa es trabajar para realizar ese sueño.


Así como las historias que se lleva este año viejo, en el año nuevo llegarán varias historias, te propongo que seas el protagonista de tu propio libro, has que tu historia tenga un principio y un final feliz, ¿Cómo logras eso? Con vivir la vida haciendo lo que realmente te apasiona, te motiva, te hace sentirte útil, si quieres viajar viaja, no necesitas ir lejos ni tener un gran capital para hacerlo por ejemplo puedes escalar un volcán, ir a la playa, ir a una caminata campestre, recuerda también que usando tu imaginación la mente puede viajar estando sentado en tu escritorio.
La excusa de no tengo tiempo tírala a la basura, no esperes hasta ponerte viejo, no esperes a que él, ella de el primer paso, no esperes recibir, no pidas ayuda sin siquiera esforzarte, para lograr algo debes esforzarte y solo así el mundo conspirara a favor de ti.


Los desánimos son permitidos, al igual que las derrotas, son permitidos en el sentido del aprendizaje, pero no se permite que te des por vencido después de un fracaso, te prohíbo que te quedes ahí tirado después de una caída, que te eches a llorar y renuncies a todo después de una perdida, cuando te encuentres en una situación así, observa a tu alrededor, todo sigue, todo gira, todo se mueve, y tú debes seguir, levántate como las grandes olas del mar y rompe con todo aquello que te aprisiona, que te estorbe, porque tienes una misión, llegar a la meta y dentro de ti esta todo lo que necesitas para hacerlo.


Si quieres gritar, grita, llora, di las palabras que quieras decir, regáñate, corrígete, corre, enójate, pégale a la pared, llora de coraje, llora de tristeza, llora de dolor, llora de soledad, pero que sea para desahogarte, para des estresarte, para liberarte, para calmar tu ira, para estar en paz contigo mismo, y después de todo ello, sigue, prosigue, porque recuerda que después de un invierno llega la primavera,   después de la tormenta viene la calma, y los problemas son barreras posibles de superar, porque nada ni nadie puede pararte, tú tienes todo lo que se necesita para triunfar.
No te detengas, sigue siempre con la frente hacia delante, y lo más importante que la esperanza sean tus acciones.

No esperes a que llegue el nuevo año, camina hacia el encuentro de él!!

Autor: Hector Franck Xep
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: Porfavor déjenme sus comentarios en las entradas de los post para que pueda verlos y seguirlos más fácilmente. Gracias